Los CFD (Contracts For Difference, en español contratos por diferencia) son derivados financieros que replican a un activo subyacente como los futuros y las opciones financieras (oro, acciones, bitcoin, índices, divisas, etc) en los que el inversor y el Bróker acuerdan intercambiar la diferencia entre precios de compra y venta de un activo subyacente.

Son contratos que funcionan como los futuros, pero no tienen fecha de expiración. Además, son mas flexibles que los futuros ya que estos se negocian en lotes, por ejemplo de 100 acciones, y los Cfds se negocian de 1 en 1, como las acciones.

Al ser un derivado financiero, es un instrumento con el cual se puede especular con que el activo subyacente al que replica subirá o bajará.   Características principales de los CFD: Son contratos sin fecha de vencimiento que se firma entre el trader y el Bróker.

Cotizan en mercados extrabursátiles, por lo que no hay ninguna autoridad que controle directamente las operaciones. Alto apalancamiento si así lo deseas, ya que también puedes hacer trading con CFD sin apalancarte. Los precios de los Cfd se derivan de sus activos subyacentes, sin influir ninguna otra variable. Sin embargo, no reflejan por completo el movimiento del subyacente.

Permiten operar tanto al alza como a la baja Hay una gran variedad de subyacentes disponibles Elevados gastos de operativa, ya sea por la comisión, spread (diferencia entre el precio de compra y el de venta) o swap (comisión por mantener la posición abierta de un día para otro). Todos los días hay una liquidación de posiciones y recálculo de las garantías, y el bróker puede exigir que aumentes las garantías iniciales. Para abrir una posición, el bróker sólo te va a exigir una garantía.

Requiere experiencia, no es recomendado si eres principiante, ya que tienen un alto riesgo. Debes practicar en demo.

Son útiles para cuentas pequeñas, ya que no requieren mucho dinero para invertir en ellos. Con respecto a los gráficos, debes tener en cuenta que los precios de los CFD no coinciden con el del gráfico real; sobretodo con marcos temporales bajos (gráficos diarios o inferior a diarios). Si operas con gráficos semanales, no tendrás problema.

Es por esto que es recomendable que te guíes con el gráfico de tu bróker del CFD en vez de con el gráfico de precios de la acción o el subyacente que corresponda.

IMPORTANTE: La contrapartida a tu operación es el bróker, por lo tanto está muy interesado en que tu pierdas, ya que cuando es así el bróker se queda con el dinero. Y cuando tu ganas, ellos pierden. Los bróker informan de los peligros de operar con CFD y los resultados promedios que obtienen las personas que los utilizan. Si quieres operar este tipo de instrumento, lee bien lo que dice el bróker, ya que hay muchos pero no todos son confiables. Y por supuesto, primero prueba en demo.